Caso Moxley: un acusado del clan Kennedy por el asesinato de Martha

martha moxley clan de los kennedy michael skakel

Tenía bajados los pantalones y la ropa interior. El cuerpo semidesnudo y sin vida de Martha Moxley reposaba bajo un árbol de su propio jardín el 31 de octubre de 1975. Las primeras hipótesis apuntaron a una posible agresión sexual durante la madrugada. Sin embargo, la autopsia no reveló ningún indicio de agresión sexual a Martha. Cerca del cuerpo aparece un palo de golf roto.

El arma del crimen del caso Moxley: la principal pista

Aquel palo de hierro se convertiría en una prueba al hallar sangre de la joven en él. Se dedujo que Martha recibió una serie de golpes con dicho palo de golf hasta desfigurarle el rostro por completo. La brutalidad fue tal que incluso restos de hierro del palo quedaron incrustados en el cráneo de la joven.

La empuñadura no estaba. Las intenciones en ocultar a quien podría pertenecer aquel palo de golf parecían ser más que evidentes. Sin embargo, no sería mucho el tiempo en que tuvieron que esperar para poder poner nombre y apellidos al dueño de aquel palo de Golf. Se trataba de Ann Skakel, fallecida unos años atrás a causa de la grave enfermedad del cáncer.

Su viudo, Rushton Skakel, seguía viviendo en la misma casa con los siete hijos que tuvo con su mujer. Los ojos de la comunidad de vecinos no tardaron en posarse sobre dos de los hijos al saber que pertenecían a la pandilla de Martha y que, de sobra, la conocían. Además, Moxley había pasado con ellos la víspera de Halloween. Cada vez habían menos dudas y el cerco se iba estrechando y el crimen parecía estar más que resuelto. Sin embargo, algo estaba frenando a los jueces para ordenar la entrada y registro en la vivienda y confirmar que, naturalmente, aquel palo de golf fue el arma utilizada para acabar con la vida de Martha. Pese a ello, Tommy y Michael Skakel eran los principales sospechosos para todos los residentes de la zona.

martha moxley clan de los kennedy michael skakel

Thomas Skakel, del clan de los Kennedy, el principal sospechoso

Thomas Skakel se convierte en el principal sospechoso al ser el último que vio con vida a la joven Martha. Pero no sin antes esquivar toda sospecha y es que, la investigación policial prefirió centrarse primero en Kenneth Littleton. Un discreto joven que no tenía a nadie que defendiese su inocencia. Tampoco ningún tipo de vínculo ni relación con Martha Moxley. Pero fue el principal objetivo de una investigación que parecía estar fallando desde los inicios.

Las evidentes muestras de agresión física y violenta sobre el cuerpo de Martha no fueron suficientes para los agentes a la hora de demostrar que realmente el crimen se trataba de algo personal. El ensañamiento que se produjo sobre el cráneo fue un claro indicador para algunos. Afirmaban rotundamente que su agresor conocía a Martha y que volcó toda su ira y rabia sobre su cabeza hasta desfigurarla. Pero, para otros, reconocer que el verdadero asesino se encontraba paseando por las calles del tranquilo y adinerado barrio de Belle Haven era casi un reto. A pesar, incluso, de los antecedentes criminales con los que ya contaban Tommy y Michael Skakel.

Paralelamente a todas las especulaciones vecinales y con una investigación policial que parecía alejarse del objetivo, los Moxley tenían su propia teoría. Pensaban que el asesino era sin ningún género de duda Michael Skakel, pero parecían sumergidos en una vorágine contra toda opinión pública. Sin embargo, apareció en sus vidas años después del crimen de Martha, un periodista que había corrido la misma suerte. Su hija, Dominique Dunne, actriz de la película Poltergeist de 1982, sería asesinada el mismo día que Martha Moxley, un 30 de octubre, pero de 1982. El periodista, llamado Dominick Dunne, contactó con los Moxley para ofrecer su ayuda y éstos, le abrieron sus puertas.

Los Moxley estaban convencidos de que los Kennedy estaban protegiendo a Michael de cualquier acusación. Esa era, para la familia de Martha, la principal causa que impedía el avance del caso.

Las investigaciones particulares de la familia Moxley con la ayuda de Dunne y de sus contactos particulares, llevaron a la publicación en 1998 de Asesinato en Greenwich. El caso se había mantenido vivo únicamente en la memoria de unos pocos y aquello sirvió para agitar nuevamente el crimen y reactivarlo de nuevo. Las acusaciones eran claras y directas hacía Michael, quien con tan sólo 15 años de edad, cometió aquel terrible asesinato. Sus intenciones con Martha habían sido claras desde el principio. Al verla por primera vez se sintió atraído. Pero la frustración fruto del rechazo por parte de ella había terminado por ser incontrolable hasta aquel frenético punto.

michael skakel martha moxley
Michael Skakel

Michael Skakel: procesado como el verdadero asesino de Martha Moxley

Tras todo ello, Michael fue procesado finalmente como presunto autor del crimen. No obstante, en un principio, iba a ser juzgado como menor por el tribunal correspondiente. En el momento de cometerse el asesinato tenía 15 años, pero en 2001 se estableció que sería juzgado como adulto. Un año después se iniciaría el juicio y éste alegaría que la noche del crimen él se encontraba en casa de su primo. Pero aquello no convencía al jurado y se le condenó a cumplir cadena perpetua el 7 de junio de 2002 como responsable del crimen de Martha, y es que, tras el registro de la casa de los Skakel, se pudo comprobar que el único palo que faltaba era el del número 6.

Diferentes testimonios acusaban a Michael de ser una persona violenta, incluida su propia mujer. Ella alegó haber sido maltratada física y psicológicamente por él. A partir de aquí se inicia una lucha incesante de Michael por defender su inocencia y la solicitud de repetir nuevamente el juicio.

Robert Kenney: el primer defensor de Michael Skakel

En 2003 sale el primer artículo que defiende la inocencia de Michael generando un gran revuelo social y gran controversia. Su autor, Robert Kennedy -primo de Michael-, se plantea diversas cuestiones partiendo de las declaraciones que había realizado el condenado. Ese mismo año se inician apelaciones del propio Michael aprovechando que el caso volvía a estar en boca de todos. Su primera apelación fue manifestar que quien tuvo que juzgarle en todo caso, era el tribunal de menores; en segundo lugar, por mala praxis por parte de la Fiscalía. La Corte Suprema rechaza sus apelaciones.

En 2006 vuelve, nuevamente, a presentar otra petición por escrito y la Corte Suprema se niega a escuchar el caso. Están convencidos de que no existe error en las investigaciones llevadas a cabo en su momento. En 2007 los abogados presentan nuevos recursos pero todos son rechazados. También se solicita un nuevo juicio pero queda denegado.

En 2009, y tras años intentando ser escuchado, aceptan someter a votación en la Corte Suprema los argumentos de una nueva apelación. Si embargo, quedaría también rechazada. En 2012, Michael vuelve a la carga con el mismo alegato: el de ser juzgado por un tribunal de menores. Aquello le costó la posibilidad de disfrutar de una reducción de la condena que estaba cumpliendo.

En octubre de 2013 un juez, finalmente, concede un nuevo juicio a Michael y la Fiscalía apela dicha decisión. El juez, por su parte, alega que el caso requiere de una investigación más profunda al considerar que quizá, podrían hallarse nuevos indicios y que las decisiones de los abogados pudieron influir de manera significativa a la hora de dictaminar una sentencia que puede resultar poco fiable. 

Al mes siguiente queda libre bajo fianza de más de un millón de dólares, aunque monitorizado con GPS y sin posibilidad de abandonar el estado de Connecticut. Sin embargo, en 2016, se reafirma nuevamente por la Corte Suprema la condena por asesinato, entendiendo que la Fiscalía había presentado suficientes pruebas para entender que él era el asesino de Martha.

En enero de 2018, la Fiscalía solicita que se le vuelva a imponer la cadena perpetua y se retire la fianza que pago en su momento. En mayo, la Corte Suprema anuló la condena de Michael y ordenó un nuevo juicio. Actualmente de sigue estando pendiente de la decisión de la Fiscalía y puede decirse que después de 44 años el caso sigue investigándose y tratándose de averiguar si realmente Michael, único condenado, es realmente el asesino de Martha o se abren nuevas investigaciones para esclarecer qué pasó aquella noche. 

En el verano del 77 se produjo un terrible triple crimen. Se le conoció como el caso de las niñas scout de Oklahoma. Las primeras advertencias no se tuvieron en cuenta y los responsables del campamento no tomaron medidas del posible asesino que merodeaba la zona. La primera noche de aquel campamento, y en medio de una fuerte tormenta, su verdugo las sacó de su tienda de campaña y las asesinó a sangre fría. Aquí te cuento la crónica del caso:

Fuentes:

https://www.elmundo.es/cronica/2002/339/1018869510.html

https://actualidad.rt.com/actualidad/212946-secretos-clan-kennedy-asesinato-moxley

https://www.foxnews.com/enterteinment/martha-moxley-documentary-oxygen

https://www.oxygen.com/murder-and-justice-the-case-of-martha-moxley/crime-time/michael-skakel-memoir-martha-moxley

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *