Helena Jubany: crónica del crimen y la reapertura del caso

Helena Jubany

¿Quién mató a Helena Jubany? La reapertura del caso aporta pruebas que señalan a Santiago Laiglesia como implicado en el crimen. En el siguiente artículo repaso la crónica del caso y las últimas noticias sobre este crimen que lleva sin resolverse desde el 2001.


Alfredo, quien duerme plácidamente la madrugada del 2 de diciembre de 2001, se despierta alterado al haber escuchado un fuerte ruido. Eran las 4:45 am. Sin darle mayor importancia, trata de volver a conciliar el sueño lográndolo con éxito.

Por la mañana, inicia su rutina y se levanta de la cama puntual acercándose a la ventana del balcón de su comedor para retirar las cortinas y dejar entrar el sol. Sin embargo, lo que puede divisar desde aquella ventana provocará un gran desconcierto e impacto, no sólo a él sino a todo un vecindario. Puede observar el cuerpo desnudo de una mujer, tendida en el suelo con claros símbolos de violencia.

Automáticamente, daría la voz de alarma y se iniciaría el proceso de investigación para esclarecer los hechos. Serían varios los indicios que se encontrarían que podrían dar una hipótesis de lo que pudo suceder, sin embargo, todavía a día de hoy, se sigue sin esclarecerse siquiera el móvil del asesinato de Helena Jubany.

Helena Jubany y las notas anónimas

Helena nació en 1974 y era natural de Mataró. Se había formado en periodismo y trabajaba en una biblioteca. Por motivos laborales decidió trasladarse a Sabadell donde vivía desde el año 2000. Dentro de los círculos culturales de la zona era muy conocida y querida por su participación en distintos proyectos como la Sección Natura de la Unión de Excursionistas de Sabadell.

helena jubany
Helena Jubany (Fuente: criminalia.es)

Unos meses antes de su muerte comenzaría a recibir una serie de notas que la incitaban a participar, en lo que en un primer momento se creyó, en una especie de peligroso rol. El 17 de septiembre de 2001, Helena llegaba al portal de su casa donde encontraría una botella que contenía la bebida típica de Valencia, horchata, junto con unas pastas y una nota escrita a mano.

<<Helena, sorpresa. Pasábamos por aquí y hemos dicho: a ver si Helena que se explica. Somos ???? (te llamaremos) [A comérselo todo]>>. Esto era lo que podía leerse en aquella misteriosa nota que despertó la curiosidad de Helena. Sin embargo, parece ser que no probó nada de ello y simplemente prefirió ignorar aquel extraño hallazgo sin darle mayor importancia.

Una nueva nota se cruza en el camino de Helena Jubany

Unos días más tarde, el 9 de octubre de ese mismo año, un zumo de melocotón y unas pastas volvió a interrumpir su paso cuando trataba de acceder a su vivienda. Todo ello también, acompañado de una nota escrita a mano: <<Helena, antes que nada esperamos que te tomes esto con el mismo sentido del humor que nosotros. En la tercera te destaparemos el misterio. Es bastante seguro que te hagas un buen risas. Nos gustaría mucho volver a coincidir en una excursión de la UES. Ya hablaremos! Ahora vamos a ver si encontramos un lugar bueno, bonito y barato en Sabadell para perfeccionar el inglés. Ah! Buen provecho, no nos hagas un feo, eh?! En la tercera ya nos invitarás tú, no lo ponemos en duda. Besos.>>.

nota helena jubany
Nota dirigida a Helena (Fuente: criminalia.es)

Los puntos clave del anónimo

Datos reveladores se dejar ver entre las líneas de este anónimo. Teniendo en cuenta algunas de las expresiones, se deduce que son al menos dos personas las que están detrás de todo aquello, por la aparición de dos tipos de letras distintas y porque hacen mención a un <<nosotros>>. Además, el círculo queda muy estrecho al revelar que esperan verla en otra de las excursiones, lo que induce a pensar que se trata del círculo cercano de Helena. Por otro lado, hay una doble insistencia cuando dicen <<en la tercera>>. Es evidente que tenían intención de volver a ponerse en contacto con la víctima y, además, con bastante impaciencia.

Esta vez, Helena sí que decidió probar aquel misterioso zumo que había aparecido en la puerta de su casa. No obstante, tras algunos sorbos, Helena comenzó a sentir malestar físico durante su jornada laboral en la biblioteca. Llamó a un amigo para que la recogiera del trabajo y la llevara a su casa. Una vez allí, cayó en un profundo sueño. Intrigada con lo sucedido, encargó a un laboratorio un análisis del contenido de aquella botella. Para su sorpresa, el jugo contenía benzodiacepina, un tipo de somnífero.

¿Quién mató a Helena Jubany?

La desaparición de la bibliotecaria, Helena Jubany

El 30 de noviembre Helena tenía que acudir a su puesto de trabajo en la biblioteca como hacía regularmente. Sin embargo, el tiempo pasaba y lo que parecía ser un retraso sin importancia se estaba convirtiendo en una ausencia en su puesto de trabajo. La directora, extrañada, decidió llamar a Helena a su domicilio pero nadie respondió a su llamada. Los últimos movimientos de Helena de ese día se fija a las 11.28 horas, cuando realiza una llamada de un segundo a un matrimonio de Sant Feliu.

Al día siguiente, Joan Jubany, padre de Helena, llama a la biblioteca preguntando por su hija. Al parecer habían quedado para comer pero su hija no se había presentado a la cita. La directora le explica lo ocurrido y alega que ese día no tenía turno en la biblioteca, por lo que no echa en falta que Helena no haya aparecido.

Joan Jubany acudió a la casa de su hija, en Sabadell, pero no halló rastro de Helena. Otra amiga, con la que había quedado el fin de semana, Isabel, tampoco sabía nada de ella y ni de su paradero. Joan, denunció la desaparición de su hija en comisaría el día 3 de diciembre de 2001. Fue así como pudieron identificar el cadáver que tenían en la morgue desde hacía horas y confirmar que la mujer semidesnuda hallada se trataba de la propia Helena.

Comienzan a plantearse las primeras hipótesis del caso Helena Jubany: las evidencias

Las primeras pesquisas invitaron a pensar que Helena se había arrojado desde lo alto del edificio y había decidido suicidarse. Sin embargo, diferentes indicios apuntaban a que el caso iba a complicarse y, realmente, existía tras ello una trama mucho más elaborada y preparada con el fin de acabar con la vida de Helena.

El escenario se extendía a varias terrazas de edificios contiguos, entre el número 48 y el 50-52 de la calle Calvet d’Estrella, en Sabadell. En la barandilla de la terraza del edificio número 48 hallaron restos de cabellos que pertenecían a la propia Helena. También algunas cerillas usadas. En el 50-52, aparece la ropa de la víctima perfectamente doblada. Lo que pensaron que se trataba de un suicidio, se convirtió en un escenario del crimen. Sobre todo, con el análisis toxicológico y las evidencias físicas que Helena tenía sobre su cuerpo.

Según el informe, la víctima había ingerido una mezcla de somníferos, en una cantidad 35 veces superior a la normal. Ello implica que el estado de sueño era tan profundo, incluso hasta el punto de entrar en coma, que era absolutamente descartable que Helena hubiera podido subir a la azotea sola y arrojarse al vacío.

helena jubany crim
Escenario del crimen. Lugar donde apareció el cuerpo sin vida de Helena (Fuente: criminalia.es)

Más indicios en la autopsia revelan que Helena Jubany pudo ser asesinada

Además, la autopsia revela otra serie de indicios que parecen reafirmar la hipótesis de que pudo ser asesinada. El informe, alega que el cuerpo presenta diversas quemaduras en el cráneo, tórax y pelvis. Éstas se produjeron con la ropa interior puesta al apreciarse las siluetas. También, las quemaduras en el cráneo provocaron que mechones de pelo se desprendieran. Esos mismos mechones se encontraron en la terraza del edificio donde parece ser que se produjo el lanzamiento del cuerpo de Helena por parte de sus verdugos.

Las quemaduras en el tórax, tratan de reproducir la silueta del sujetador que después le retiraron. Lo mismo sucede en la zona de la pelvis que trata de contornear a base de quemaduras en la piel la prenda íntima inferior. Además, no existía signos de lucha por lo que las agresiones que sufrió debieron de producirse todas ellas cuando ya encontraba en un estado de sueño profundo.

Al parecer, poco antes del estruendo ruido que produjo el cuerpo de Helena al caer, una de las vecinas llegaba al edificio. Esto pudo entorpecer el plan y precipitar los hechos que tenían pensado llevar a cabo y decidieron, en algún momento, cambiar de terraza saltando un pequeño muro que dividía ambas, dejando en una de ellas la ropa de Helena y, en la otra, restos de cabello y cerillas.

Las pistas llevan hasta Montserrat Careta (Muntsa) y Santiago Laiglesia

Isabel, una compañera de la Unión de Excursionistas de Sabadell, proporciona información muy valiosa a los investigadores. Un nombre resalta entre todos ellos: Montserrat Careta, que vivía muy cerca de donde se había producido el hallazgo del cuerpo de Helena y, donde además, se había encontrado aparcado el coche de la víctima. Sin embargo, Isabel alega que tanto Montserrat como Helena mantenían una buena relación.

montserrat muntsa careta
Montserrat Careta (Fuente: criminalia.es)

Los interrogatorios y los sospechosos del caso

Montserrat alega haber visto por última vez a Helena la tarde del 29 de noviembre, sobre las 19:00 horas. Helena le había dejado un mensaje en el contestador el día anterior y Montserrat decidió devolvérselo llamando a la biblioteca donde trabajaba. Helena le preguntaba si residía cerca del Centro Cívico Sant Oleguer, donde iría a una sesión de cuentacuentos. Montserrat le indicó dónde vivía ella, obviando el número del portal, pero no podría acudir con ella porque había quedado con su novio, Santiago Laiglesia.

Los agentes de la policía, también preguntaron a Montserrat qué estuvo haciendo el viernes 30 de noviembre. El colegio donde ejercía como profesora confirma que había ido a trabajar aquella mañana, pero no por la tarde. Al parecer, llamó entre las 14:30 y las 15:00 horas para advertir que debía acudir a Manresa aquella tarde y le sería imposible dar las clases. Sin embargo, Montserrat reconoció haber mentido pues no tenía coartada que la situase en Manresa esa tarde y dijo que realmente se encontraba indispuesta al tener la menstruación.

Las investigaciones paralelas, ¿a quién pertenecen las notas anónimas que recibía Helena Jubany?

Paralelamente a ello, una serie de peritos investigaban el origen de aquellos anónimos. Los peritos afirmaron que las notas habían sido realizadas por dos personas distintas y habían empleado diversos útiles. Al parecer, el mensaje central había sido escrito por una persona y la parte superior e inferior del anónimo, por otra. Empleando además diferentes utensilios de escritura. Ambos peritos identificaron a una de ellas como perteneciente a Montserrat, también por el hecho de alegar que el material empleado era muy parecido al hallado en casa de Munsta durante los registros en su vivienda. Estos estudios serían desestimados por otros que se realizaron en 2018.

Las evidencias que llevan a pensar que Monterrat Careta tiene algo que ver

El 12 de febrero de 2002 detienen a Montserrat a las 13:40. Los registros en el domicilio de Montserrat se halló Noctamid, dos cajas de somníferos, una llena y otra vacía, que parecía indicar que no se había obtenido a través de una receta por la Seguridad Social, pues mantenía el código de barras. De tal manera, ese detalle llevaba a pensar que el medicamento pudiera haberse obtenido por otras vías. También hallan cajas de cerillas vacías o con pocos fósforos. Además, el Noctamid era de fácil acceso, pues la suegra de Montserrat tomaba también este somnífero. Esto llevó a pensar que Santi Laiglesia también podría tener algo que ver.

Montserrat, fue llevaba a prisión preventiva pero decidió quitarse la vida ahorcándose con un cordón de nylon. Fueron varios escritos los que dejó alegando ser totalmente inocente, donde un dato revelador en uno de ellos podría ser de gran interés al decir <<no ser la autora material>>. ¿Podría Montserrat conocer algunos datos reveladores sobre lo que le sucedió a Helena? Las nuevas pruebas descartan a Montserrat como partícipe del crimen de Helena.

Todavía a día de hoy sigue sin haberse podido esclarecer qué es lo que ocurrió en las 48 horas que Helena estuvo desaparecida y qué es lo que pudo suceder.

Santiago Laiglesia como otro presunto sospechoso del crimen de Helena Jubany

Fueron varios sospechosos los que se investigaron en su día para tratar de averiguar qué le sucedió a Helena durante las horas en que estuvo desaparecida y su posterior asesinato.

Entre ellos, Saltiago Laiglesia, abogado y pareja sentimental de Montserrat, nunca llegó a entrar en prisión por falta de pruebas que le implicasen directamente. No obstante, hubo declaraciones sobre su posible coartada que generaron ciertas dudas.

Santi Laiglesia
Santi Laiglesia

Santi Laiglesia declaró haber salido de su despacho sobre las 19:00 horas el 30 de noviembre para dirigirse hasta el domicilio de Montserrat. Al día siguiente tenían pensado salir de excursión, por lo que habían quedado la tarde anterior para dejarlo todo preparado. Al finalizar, dijo que él se marchó de nuevo a su domicilio para regresar nuevamente a casa de Montserrat, a las 6:45 horas, en su propio vehículo. Más tarde cambió su versión y dijo que en realidad, Monserrat había pasado la noche con él en su casa.


El juez acuerda la reapertura del caso

Recientemente los familiares de Helena Jubany y de Montserrat Careta, han solicitado que se haga una revisión del caso al considerar que la investigación que se hizo en su momento presenta lagunas. Una de sus primeras cuestiones gira alrededor de la toma de huellas dactilares. Alegan que no se recogieron en ningún momento y que eso pudo suponer un impedimento a la hora de facilitar la identidad del asesino de Helena.

Montserrat Careta siempre defendió su inocencia y sus familiares creen que la investigación estuvo rodeada de errores que llevaron a Montse a la prisión injustificadamente. También que se tuviese de ella una visión distorsionada de la realidad y que las pruebas se observaran de tal manera que fuese ella la verdadera culpable. Una de las cuestiones alegadas es que de haber suministrado los fármacos Montserrat, y de haber producido las quemaduras, se hubiese deshecho de ambas pruebas que la pondrían de lleno en el punto de mira. No creen que hubiese guardado esas evidencias en su domicilio y que hallaron durante el registro dos meses después. Tampoco creen que por la complexión de Montserrat, hubiese podido subir ella sola el cuerpo de Helena, ya inconsciente, hasta la azotea y luego lanzarla al vacío.

Un policía nacional cree firmemente que el verdadero asesino de Helena Jubany es Santiago Laiglesia. El caso prescribiría oficialmente en 2021 y han estado solicitando activamente que el caso vuelva a ser revisado para tratar de hacer justicia ante el asesinato de la joven Helena.

Nuevas pruebas para la reapertura del crimen de Helena Jubany señalan a Santi Laiglesia

El Juzgado número 2 de Sabadell ya cuenta con las nuevas pruebas testificales, documentales y periciales para reabrir el caso de la joven asesinada Helena Jubany. Un crimen que prescribiría en 2021, quedando el asesinato en un eterno silencio e irreversible judicialmente.

Fueron diversos sospechosos los que, tras ser investigados, quedaron en libertad por no existir ninguna prueba clara que pudiera relacionarse contra ellos. Actualmente, se afirma que han podido reunir la suficiente información para ser presentada y que servirá para reabrir la investigación. Al parecer, y según las últimas informaciones de la prensa, estas pruebas apuntarían directamente a Santiago Laiglesia, quien fue sospechoso en su momento. Alegan que su coartada caería cual castillo de naipes.

Finalmente, el Juzgado número 2 de Sabadell reabrirá la investigación y tendrá en cuenta estas nuevas pruebas aportadas que podría suponer que el caso de Helena Jubany pudiera esclarecerse. De todo esto se espera que Santiago Laiglesia, quien es el principal sospechoso y contra quien se presentan las nuevas pruebas, se siente en el banquillo de los acusados.


En el Podcast de Elena en el País de los Horrores, puedes escucharme hablar sobre el caso de Helena Jubany. Allí, hablo de los aspectos psicológicos más relevantes del caso en base a las evidencias que en su día se obtuvieron.


Si te ha gustado y quieres seguir leyendo sobre la crónica negra de España, te recomiendo el caso de Paquita González. Puedes leerlo haciendo click en el siguiente botón:


Fuentes:

https://elpais.com/

https://www.elperiodico.com/

https://www.publico.es/

https://www.lavanguardia.com/…

Documental dedicado al caso de Helena Jubany en “Crims”

9 comentarios sobre “Helena Jubany: crónica del crimen y la reapertura del caso

  1. Muy bien redactado. Un único apunte: la transcripción de la primera nota anónima contiene un error, “et farem un truc” se traduciría “te llamaremos”. Un saludo.

    1. Muchas gracias por tu comentario. Tienes razón, hay una errata en la traducción. Ya está corregido. Gracias por el apunte 😊

  2. Hola.
    Habéis hecho un resumen parcialmente correcto del caso, pero no queda reflejada la enorme implicación que tuvo Santi Laiglesia, pareja sentimental de Montserrat Careta y que vivía en el domicilio de ésta cuando pasaron los hechos. Así mismo, hay serias sospechas sobre otros miembros del club excursionista.
    En el reciente programa Crims, de TV3, se trató este caso y el policía que llevó la investigación no sólo cree que Santi Laiglesia es culpable, sino que acusó directamente al juez instructor de obstruir la investigación y protegerle.
    Saludos.

  3. Tot el meu suport a la família Jubany perquè es reobrí el cas d’aquest assassinat, i perquè es pugui fer justícia.
    Un petó i una abraçada càlida des de Castellar del Vallès. Teniu tot el meu suport.

  4. He seguido atentamente este caso desde hace ya unos años y no deja de sorprenderme la dejadez del juez (por no decir otra cosa). Hoy, por fin, han reabierto la causa (el programa “Crims” de Carles Porta tiene mucho que ver) y estoy segura de que ahora sí se hará justicia, parcialmente. No habrá vuelta atrás para Muntsa Careta.
    Mi teoría es que 4 miembros del UES Natura decidieron vengarse de Helena en un juego macabro utilizando como cebo a Muntsa para atraer a Helena a su casa. Hay una foto en Twiter (Esta foto es terrible. Es de una excursión a La Mola de la
    @UESabadell en junio de 2001. De izquierda a derecha, Muntsa Careta, Santi Laiglesia, Jaume Sanllehí, Helena Jubany y Francisco Javier Jiménez Martín), de ella dos mujeres muertas y el resto creo que actuaron de “manada”, drogaron a Helena, y posiblemente a Muntsa una vez utilizada, abusaron o no de Helena pero se les fue la mano y la dejaron en coma y decidieron ese final absurdo. Cuadraron todo sobre la marcha y hasta ahora no les ha salido mal. El motivo? alguno de ellos rechazado por Helena y ella triunfando en el amor, eso no lo perdonaron y decidieron darle un escarmiento. Yo pienso que de los 3 posibles asesinos podrán imputar a dos. Ojalá se consiga y haya justicia para Helena y su familia.
    Buena entrada.
    Saludos.

    1. Muy interesante tu teoría, Cristina, y creo que bastante más factible y plausible que, por ejemplo, las divagaciones que en su día se vertieron respecto al caso en “Cuarto Milenio”.

      Respecto a la redacción del artículo, indicar que los asesinos no cambiaron de terraza al oír que una vecina accedía al inmueble, sino que precisamente no cambiaron de terraza y la arrojaron a la parte más cercana al piso de Montserrat precipitadamente. En la otra terraza fue donde se encontró la ropa de Helena, porque intencionadamente los asesinos pretendían arrojarla a la otra terraza: primero colocaron su ropa, y al transportarla después para arrojarla, viendo que se encendía la luz de la escalera del inmueble, improvisaron el lugar de la caída.

      También es importante destacar que uno de los integrantes de la asociación de excursionistas a la que pertenecía Helena estaba muy interesado sentimentalmente en ella y, al no ser correspondido, puede que perpetrara ese juego macabro en compañía de Santiago y quizá otros, como de alguna manera apunta Cristina. Seguramente utilizaron a Montserrat como cebo, ella escribió muy posiblemente parte de las notas chantajeada por su novio Santi, el cual, por cierto, es conocido por ser no solo abogado criminalista, sino lo que es aún más perturbador, al parecer en esa época hijo de un jurista muy prestigioso de la zona, que quizá a través de sus contactos, hiciera mucho porque el juez instructor desvinculara muy pronto a su hijo de cualquier implicación. Saludos

  5. Desde que encontraron el cadáver de Helena Jubany,deberían de haber investigado a todo el círculo de amistades de la joven.
    Pero no señora,detuvieron a Montserrat Careta y otra amiga más de Helena y la primera ¨se sucidó¨ o la asesinaron para que no hablara.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *