Historias de terror para no dormir: asesinos, brujas, entierros prematuros…

Aquí os dejo una recopilación de historias de terror basadas en crímenes, brujas y desenterradores de cuerpos durante la época victoriana.

Peter Scully: El criminal sexual que vendía sus películas snuff en la deep web

<<Daisy’s Destruction>>. Así era nombre que recibía el vídeo que haría famoso a Peter Scully, y también que fuera posible su detención por tratarse de un peligroso criminal que abusó sexualmente y asesinó a nueve niñas y un bebé de 18 meses. Australiano y de mediana edad, emigraría hasta el sur de Filipinas en 2011 tras ser acusado de varios delitos de fraude en su país de origen.

Sin embargo, desde Mindanao, también recibiría una acusación todavía más grave: haber creado una red internacional de pedófilos y pederastas. Serían conocidos como <<No Limits Fun>>, (NLF). Las cifras por las que se podía conseguir este vídeo snuff oscilaban entre los 100 y los 10.000 dólares. En ellos se mostraban las torturas y las agresiones sexuales que propinaba, principalmente, a niñas.

El 20 de febrero de 2015 se produciría su detención. Su búsqueda fue incesante, y es que, la policía estaba intentando seguirle la pista de cerca. Siguiendo el rastro llegaron hasta un antiguo domicilio de Peter. Allí, encontrarían restos óseos de tres de sus víctimas. Todas ellas, abandonadas a su suerte, se encontraban esqueletizadas y hasta el punto de que dos de los cuerpos de las niñas todavía seguían atados a las cadenas.

Peter Scully

Al parecer, el método para acabar con sus vidas era el estrangulamiento. Tanto él como los cómplices con los que contaba, manipulaban y engañaban a niñas de diversos países de Europa, aunque también operaron en Estados Unidos y Australia. Principalmente se centraban en países que resultaban ser desfavorecidos. Buscaban víctimas potenciales con la promesa de ofrecerles estudios y una vida mejor de la que tenían.

Maria Dorothea Chia Chi, era una de las cómplices que aparecía en sus vídeos snuff. Aparecía en los vídeos sin ningún pudor y gracias a ello se la identificó. Quedó detenido y acusada de ser responsable de la trata de blancas. También como cómplice del engaño de las pequeñas y de sus asesinatos.

Scully cumple actualmente cadena perpetua en Filipinas, aunque se solicita la pena de muerte pese a estar abolida desde el 2005 en dicho país.


Alice Kyteler: la primera viuda negra de la Historia acusada de brujería

A finales del 1200 en Irlanda, nace Alice en el seno de una familia adinerada. A muy corta edad, y como solía ser habitual por aquellos años, Alice contrajo matrimonio con William Outlaw. Sin embargo, la desgracia pronto la azotaría y es que al poco tiempo quedó viuda, aunque no tardaría en volver a casarse nuevamente. El nuevo pretendiente fue Adam Le Blund y la relación entre ambos parecía ser idílica.

Los rumores entre los vecinos no tardaron en extenderse y las malas lenguas afirmaban que en realidad ambos, Alice y Adam, habían planeado acabar con la vida de William. La finalidad de aquello era que el ya difunto, suponía un gran impedimento para casarse y poder, así, demostrar el amor que se profesaban el uno al otro.

Pero aquellas acusaciones caían una y otra vez en saco roto y a aquellos parlanchines vecinos no les quedó más remedio que callar al ver que, por segunda vez, Alice volvía a enviudar. ¿Qué clase de desgracia tenía aquella muchacha sobre sus hombros?

El tercer afortunado (o no) que contraería matrimonio con Alice sería Richard del Valle. Los rumores volvían a extenderse y pasó lo que todo el mundo pensaba… Su tercer marido también falleció inesperadamente. Pero allí estaba Sir John Le Poer quien estaba dispuesto a consolar a aquella joven desgraciada que había enviudado hasta en tres ocasiones. Aquello les unió y Alice y John, como no, contrajeron matrimonio.

John comenzaba a sentirse verdaderamente mal. Lejos de creer que sería la excepción, acabó en cama con agudos dolores que le hicieron pensar que podría estar siendo envenenado. Con tan solo 42 años, Alice habría enviudado en cuatro ocasiones y es que John no logró sobrevivir tampoco a su afección.

John había dejado un testamento ante lo que intuía que se avecinaba y Alice, por supuesto, estaba conforme. Pero no contaba con algo. Los hijastros de este último matrimonio no estaban conforme con el testamento que había dejado su padre y se aliaron con los otros hijastros de sus matrimonios anteriores para conspirar en contra de Alice.

Alice Kyteler

¿Qué fue de Alice Kyteler?

Aquella conspiración les llevó junto con el obispo Ossory a acusarla de brujería. Los hijastros la acusaron de hacer misas negras, blasfemar y usar veneno y hechicería para acabar con la vida de sus maridos. El obispo presionaba para que la condena se diera lo antes posible, pero el Canciller era hermano del primer marido de Alice. Éste, hizo todo lo posible por retrasar el proceso y así, permitir que huyera hasta Inglaterra.

Tras enterarse el obispo de ello, detuvo a la criada de Alice, Petronella de Meath. Tras ello, se la torturó y flageló hasta obtener las confesiones que deseaban. Petronella dijo que Alice había mantenido relaciones sexuales con un íncubo. Alice desapareció completamente y se sospecha que pudo vivir el resto de su vida en Inglaterra. Por su parte, Petronella murió quemada en la hoguera el 3 de noviembre de 1324. Alice se convertiría la primera mujer de Irlanda acusada de brujería y posiblemente la primera viuda negra de la Historia.


La leyenda de Brodka: La bruja que se convirtió en vampira

A mediados del 1300, concretamente en 1345, se desató en Polonia un terror absoluto entre la población tras el fallecimiento de una mujer conocida como Brodka. El impacto fue tal que sería recordada durante siglos. Su fama ya era conocida cuando aún estaba con vida. Se creía firmemente en su brujería y en la capacidad que tenía ésta para ello.

Brodka estaba casada con un alfarero e incluso él arropaba la opinión de los vecinos de que había convocado a algún espíritu que provocó su brutal asesinato.

Aquella creencia les llevó a considerar que no era lo más adecuado enterrarla en tierras sagradas, por lo que su cuerpo acabó en un cruce de caminos. Y es precisamente aquí cuando el terror y la leyenda comienza a desatarse. Comenzaron a haber testigos de pastores que afirman haberla visto adoptando forma de distintos animales y persiguiendo sus rebaños para darles caza. Personas que afirmaban haberla visto por el pueblo y que cuando lo hacía aumentaba la mortandad del lugar.

El temor que invadió a los vecinos les llevó a tomar una drástica medida: exhumar el cuerpo para ver si realmente estaba allí o se había despertado. Cuando abrieron la tumba, observaron completamente horrorizados como había devorado parte del velo que colocaron sobre su rostro antes de ser enterrada. Tratando de retirarlo, dijeron haberlo sacado manchado de sangre fresca.

<<¡Se ha convertido en un vampiro!>>, gritaron horrorizados. Aquella bruja había dejado de serlo para convertirse en todo un vampiro y ser tratado como tal. Pero no iban a permitir que aquello se quedara así. Uno de los presentes tomó una estaca y la clavó sobre su pecho. Un pequeño volcán de sangre emanó de la profunda herida. No daban crédito ante aquello. Decidieron volver a enterrarla y huir ligeros a cada una de sus casas.

Pero los testigos que afirmaban haberla visto se multiplicaron y mortandad fue en aumento. Volvieron a exhumar el cuerpo y pudieron observar como la estaca ya no estaba clavada en su pecho. Había sido retirada. Ante tales hechos, volvieron a clavarle la estaca y seguidamente decidieron quemarla.

Las crónicas de la leyenda

El abate Neplach Opatowitz relató todo ello en 1370. La leyenda se rescataría posteriormente por el cronista Wenceslao Hajek a mediados del siglo XVI aproximadamente. Más adelante, a mediados del siglo XVIII, Calmet habló sobre un tipo de vampiros en concreto: los masticadores. Éste creía que tras fallecer les entraba un hambre voraz que hacía que tragaran los velos que colocaban sobre sus cabezas.

La realidad es bien distinta, se trata de un fenómeno producido por la propia descomposición del cuerpo. Tras liberar los gases se crea un efecto de vacío que hace que si la boca se queda abierta, el velo se introduzca a través de la garganta. Sin embargo, durante siglos las brujas y vampiros han sido símbolos de terror que, sumado al descubrimiento de cadáveres en este estado, hicieron que todavía fuera más intenso el miedo hacia éstos.


Bonus track: Entierro prematuro

En octubre de 2019 escribí para El Club de los Marineros Muertos un relato inspirado en Edgar Allan Poe.

Te dejo el enlace directo que te llevará a la entrada de blog para que puedas leerlo si te apetece:

Fuentes:

https://peoplepill.com/people/peter-scully/

https://www.nzherald.co.nz/world/news/article.cfm?c_id=2&objectid=11799226

https://www.thejournal.ie/alice-kyteler-witch-kilkenny-4744665-Aug2019/

Imagen de cabecera: Pixabay

Un comentario sobre “Historias de terror para no dormir: asesinos, brujas, entierros prematuros…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *