Jodi Arias: el asesinato de su novio Travis Alexander

Jodi Arias asesiná a Travis Alexander atestándole 29 puñaladas, le cortó la garganta y le disparó en la cabeza. Actualmente cumple cadena perpetua. En esta entrada de blog, te cuento la crónica del crimen y algunos aspectos más relevantes de la personalidad de Jodi Arias.

La escena de un crimen: los amigos de Travis Alexander hallan el cadáver

El 4 de junio de 2008 los amigos de Travis insisten llamándole por teléfono. Nadie responde al otro lado de la línea. No es habitual que Travis, siendo una persona tan sociable y estando en constante contacto con sus amigos, desaparezca de la noche a la mañana.

Los amigos acuden hasta su domicilio pero todo aparentaba total normalidad. Llaman al timbre en repetidas ocasiones pero el compañero de piso de Travis tampoco responde. Pero no se dan por vencidos y no piensan abandonar el lugar tan fácilmente. Uno de ellos cae en la cuenta de que otro amigo que tienen en común conoce el código secreto que abre la puerta del garaje, así que deciden llamarle. En poco tiempo, acude hasta la casa de Travis e introduce el código. La puerta se abre y acceden por el garaje hasta la vivienda.

Vivienda de Travis Alexander

Un ligero y desagradable olor impregna el ambiente de la casa. Todo parece estar en perfecto orden. El perro de Travis aparece para saludar y les acompaña a la planta superior de la casa. El olor se intensifica. Llaman a la puerta del dormitorio de Travis pero nadie responde. Al otro lado, tras la puerta de la habitación del compañero de piso se escucha el sonido de una película. Tras salir de la habitación observa que los amigos de Travis están ahí, frente a su puerta. Le preguntan por él, pero no sabe dónde está desde hace una semana. Él tiene llave de acceso de la habitación de Travis, así que deciden abrir para ver qué está ocurriendo.

Un gran charco de sangre en el pasillo que se desliza hasta la otra puerta de acceso al baño, les recibe.

Pasillo que une la habitación y el baño de Travis

El cadáver de Travis Alexander se halla en la bañera de su propio baño

En posición fetal, yace el cuerpo sin vida de Travis Alexander. El grifo de la ducha emana agua de forma constante. Su cuerpo, está cosido a puñaladas y un gran corte se desliza de oreja a oreja abriendo en canal su garganta. Y un orificio de bala sobre su ceja izquierda como tiro de gracia. Llevaba reposando en su propio escenario varios días. El olor y su cuerpo con claros signos de descomposición, así lo demuestran.

Llaman al 911 y una operadora responde al otro lado de la línea. Tras varias indicaciones hace una pregunta que resultará clave: <<¿Conocéis a alguien que pudiera hacerle daño a Travis Alexander?>>. Ninguna de ellos duda en dar una respuesta clara y contundente: <<Jodi Arias>>.

Jodi Arias

Jodi Arias y Travis Alexander: la corta e intensa relación entre la pareja

¿Quién es Jodi Arias?

Jodi Ann Arias, nació el 9 de julio de 1980 en Salinas, California, en el seno de una familia con una vida apacible y tranquila, siendo la mayor de sus hermanas. Cuando cumplió 21 años conoció, mientras trabajaba, a un hombre mucho más mayor que ella. Él tenía por aquel entonces 43 años. No obstante, la diferencia de edad no impidió que iniciasen rápidamente una relación y que, además, compraran un apartamento y se fueran a vivir juntos.

Sin embargo, las dificultades económicas se acentuaron con este cambio de vida y Jodi Arias tuvo que buscar algún trabajo más para poder hacer frente a los pagos. Esto le llevó a investigar qué era lo que se movía en el mercado y escuchó hablar de la empresa Pre-Paid Legal Services (PPL), dedicada a prestar servicios legales para personas con bajos recursos económicos que no pueden permitirse pagar a un abogado. Esta empresa, además, se dedicaba a hacer conferencias y seminarios y Jodi decidió acudir a una de las que tenía programadas en Las Vegas, Nevada. Este sería el primer encuentro entre Jodi Arias y Travis Alexander.

Jodi y Travis

¿Quién era Travis Alexander?

Travis Victor Alexander nació el 28 de julio de 1977 en Riverside, California. En su caso, no tuvo la misma suerte que Jodi de nacer en una familia estructurada. Tanto su madre como su padre eran adictos a las drogas y se divorciaron cuando Travis todavía era un niño. Tras ello fue acogido por sus abuela paterna, la cual era mormona, y creció en base a las férreas creencias de este Movimiento. Después de fallecer el padre de Travis en 1997, el resto de sus siete hermanos también fueron acogidos por la abuela paterna.

Pasados los años, Travis entró en su etapa adulta y una de sus principales metas era ser alguien exitoso y destacado. Gracias a uno de sus amigos conoció la empresa PPL y pronto comenzaría a impartir seminarios. Su pasada vida se convertiría en un ejemplo para motivar a otras personas a crecer y a desarrollarse personal y profesionalmente.

Travis Alexander

El inicio de una tormentosa relación entre Jodi y Travis

Una semana había transcurrido desde que Jodi Arias y Travis Alexander se había conocido y habían intercambiado teléfonos. Pero la visión de ambos era realmente distinta. Mientras que Jodi finalizó su relación anterior porque su intención era comenzar otra nueva con Travis, este tan solo estaba interesado en mantener una amistad.

Pero en una de sus visitas, Travis le ofrece el Libro de Mormón y Jodi, tras leerlo, se bautiza para formar parte de la familia mormona. Esto da paso a que inicien una relación que duraría aproximadamente un año, entre 2006 y 2007. La relación comenzó aparentemente bien pero Jodi, encuentra en el teléfono móvil de Travis unos mensajes de una mujer y deduce que le está siendo infiel. Esto supone un distanciamiento entre ambos y Travis continua buscando una mujer con la que formar una familia, basándose en los principios de la propia Iglesia en la que profesaba.

En cambio, los celos de Jodi iban acentuándose con el tiempo y terminó hackeando las cuentas de correo electrónico de Travis y redes sociales para conocer cada uno de sus movimientos y saber con qué mujeres quedaba. Se convirtió en la sombra de Travis.

La oscura personalidad de Jodi Arias: el punto de inflexión

Jodi Arias no dudaba en arrancar el motor de su coche y desplazarse desde California hasta Arizona cuando conocía la existencia de otra mujer en la vida de Travis. Ambos seguían siendo amigos pero puntualmente mantenían relaciones sexuales. Los encuentros casuales donde Jodi se introducía de noche en su casa y se metía desnuda en su casa, se intercalaban con otras escenas donde las ruedas del vehículo de Travis aparecían pinchadas.

Travis le había dejado claro que Jodi no era la persona con la que quería pasar el resto de su vida y su relación se basaba exclusivamente en algo puramente sexual. Jodi lo sabía, pero aceptarlo era otra cosa.

Pero todo cambia en mayo de 2008. Ambos tenían programado un viaje a Cancún el 15 de junio de ese mismo año. Iban a irse juntos de viaje pero Travis realizó un cambio de última hora que no sentaría del todo bien a Jodi. Y es que, Travis, había conocido a una mujer con la que pretendía formalizar una relación seria, pero no solo eso, sino que había llamado a la agencia para cambiar con compañera de viaje. Travis acababa de firmar su sentencia de muerte.

El 28 de mayo, se produjo un robo en la vivienda de los abuelos de Jodi Arias, con quienes vivía. Desapareció una Colt automática del calibre 25. El mismo calibre del arma empleada para disparar a Travis el día en que fue asesinado.

Un crimen planeado: Jodi Arias asesina a su novio Travis Alexander a sangre fría

A las 5:39 de la mañana del 2 de junio de 2008, Jodi sale de su vivienda y se dirige hacia el sur de California para alquilar un vehículo. Lo hace a las 8:04. El dependiente le entrega las llaves de un turismo rojo, pero lo rechaza con sutileza y alega que prefiere un color más discreto. Abre el maletero e introduce varios bidones de gasolina. Va a dar inicio a un largo viaje.

Durante el trayecto realiza varias llamadas de teléfono a gente de su entorno, y les cuenta que se dirige hasta Utah. Ha quedado con un amigo llamado Ryan Burns, que también trabaja en PPL, y es conocido de Travis, para asistir a la conferencia que se iba a realizar la noche del 4 de junio. Sin embargo, antes de llegar a Utah, tiene en mente una oscura intención y que pretende ejecutarla en unas pocas horas.

Entre Salinas y Mesa hay aproximadamente unas 11 horas de viaje en coche, lo que supondría tener que detenerse a repostar. El hecho de llevar gasolina en el maletero, le permitía llenar el depósito y continuar el viaje sin dejar rastro de pagos en ninguna gasolinera, y tampoco ser grabada por cámaras de seguridad.

Después de su paso por Arizona en secreto, acudió a su cita con Ryan Burns en Salt Lake City. Pero estaba cambiada. Su largo cabello rubio platino había desaparecido y sus cortes en las manos, según ella, se habían producido a causa de un vaso roto.

Jodi Arias

La reconstrucción de los hechos y las múltiples versiones de Jodi Arias

Cuando los agentes llegan a la escena del crimen tras recibir el aviso por parte de sus amigos, comienza una ardua tarea por intentar entender qué ha sucedido. Jodi había intentado formar una sólida coartada pero no lo suficiente como para salir ilesa de las múltiples acusaciones que empezaron a caer sobre ella. Los agentes, encontraron una cámara de fotos junto con sábanas y toallas con restos de sangre dentro de la lavadora. Aquella sangre todavía perduraba, incluso, después de haber sido lavado. Jodi arrojó aquella cámara tras borrar la sesión de fotografía que había realizado durante la visita que le hizo a Travis el día 4 de junio. Pensó que si lavaba la cámara, se estropearía y no podrían tener acceso a ningún contenido que pudiese haber. Pero no fue así.

Los forenses pudieron acceder y, fue, de hecho, el elemento clave que permitió no solo resolver los hechos y reconstruir el crimen, sino situar a la propia Jodi en el mismo escenario.

La reconstrucción: secuencia de un asesinato

Travis estaba en la ducha. Ya se habían hecho algunas fotografías de contenido sexual explícito y ahora, ella, seguía realizando más fotografías eróticas mientras él se duchaba.

Travis en una de las fotografías que Jodi le hizo instantes antes de asesinarle

Según la versión de los forenses, Jodi le convención para que se pusiera en posición fetal dentro de la ducha. Él, obedeciéndola, se agachó y se presupone que en este momento se inició el apuñalamiento en el pecho de Travis.

Secuencia de las fotografías en la ducha antes de cometerse el crimen

Jodi inició el ataque aprovechando que Travis se encontraba en una posición inferior y eso reducía las posibilidades de defenderse. No obstante, lo intentó. Las manos de él, presentaban múltiples cortes limpios sobre ambas manos que mostraban una intensa defensa por proteger su vida. Sin embargo, la teoría de la reconstrucción muestra que pudo salir de la ducha y se dirigió hasta el lavabo. Una vez allí, y fruto del grave ataque que había sufrido, comenzó a toser sangre.

Intentado escapar y pedir ayuda, salió del baño y trató de huir cruzando el pasillo. Jodi, persiguiéndole, se abalanzó sobre él haciéndole caer al suelo. Es en este instante donde se produce el siguiente apuñalamiento, pero esta vez sobre la espalda de Travis. Además, también, según las pruebas forenses, es cuando se comenté el degüello, dejando el charlo de sangre sobre el suelo y que verían los amigos de Travis cuando fueron a su casa en su búsqueda.

La fotografía que delató la implicación de Jodi en el crimen de Travis

Jodi, se apoya en la pared intentando dar la vuelta a Travis para llevarlo de nuevo al baño. La cámara, ha seguido captando imágenes del proceso y una de ellas, la identifica:

Fotografía del cuerpo de Travis y el pie de Jodi

Al frente, se descubre el pie que pertenece a Jodi, a la derecha el hombro de Travis y su pie derecho. Al fondo, el baño.

Reconstrucción 3D de la posición de la cámara con respecto a la toma

Seguidamente, lo arrastra dejando el reguero de sangre hasta el baño. Es aquí cuando se produce el disparo. Los forenses presuponen que tras la gran pérdida de sangre que sufrió, el cuerpo de Travis comenzaría a convulsionar y, es por esta razón por la que Jodi pensaría que todavía podía seguir vivo y la única forma de acabar con él sería mediante un disparo. esto sería significativo para entender una de las versiones que daría Jodi para defenderse de las acusaciones.

En la escena también se hallaron, además de las huellas dactilares de Jodi, cabello de color moreno que en aquel momento desestabilizó las primeras sospechas hacia Jodi, pero es porque, en ese preciso instante, todavía no sabían que su pelo había sido teñido. Las pruebas de ADN determinaron que pertenecían a Jodi Arias.

Las múltiples versiones de Jodi Arias

Fueron múltiples las versiones que intentó conformar para defender su inocencia. La primera de ellas fue básica: negar que había salido de California en algún momento. Pero esta teoría se desestabilizó por completo cuando Ryan Burns testificó que habían estado juntos en Utah. Por lo que no pudo más que reconocer que sí, que estuvo en Utah.

Más tarde, no obstante, daría dos versiones inventando toda una historia alrededor de ellas. La primera, que sí se encontraba en casa de Travis aquel día y por eso habían restos de su cabello y huellas dactilares, pero que no había sido la autora del asesinato. Contó que fueron asaltados por un hombre y una mujer encapuchados que asesinaron a Travis y ella, afortunadamente, pudo escapar. Nadie la creyó.

En la otra versión, alegaba que estaba siendo maltratada por Travis. Durante la sesión de fotografía en la ducha, se le había caído, sin querer, la cámara al suelo. Contó que Travis se había puesto violento y que ella había intentado escapar del baño para evitar ser agredida. Travis salió corriendo detrás de ella y recordó que guardaba una pistola en el armario y, dirigiéndose hasta allí, la cogió y disparó en defensa propia. Después, movida por el terror, realizó todas las demás heridas con el arma blanca. Esta versión tampoco fue creíble.

En una de las pruebas forenses podía verse el casquillo de bala sobre un charco de sangre. De haberse producido el disparo antes, el charco, fruto del apuñalamiento, habría caído sobre el casquillo manchándolo de sangre. Esto mostraba que en realidad, el apuñalamiento había sido previo al disparo. En la mente de Jodi, su creencia era distinta, ella pensó haber acabado con la vida de Travis con el disparo, cuando había empezado a convulsionar con tras la pérdida de sangre.

Casquillo de bala sobre la sangre

También dijo que Travis era, en realidad, un pedófilo. Dijo que las relaciones que mantenía con él eran, básicamente, para proteger a los niños de sus perversidades. Sin embargo, aquel testimonio cayó en saco roto cuando la policía, tras indagar en los archivos e historial del ordenador de Travis, no halló ni una sola prueba que sostuviera la acusación de Jodi.

Trastorno de personalidad antisocial: ¿es Jodi Arias una psicópata?

La personalidad de Jodi Arias fue un elemento que llamó especialmente la atención durante el proceso. Con una implicación directa en un crimen y una repercusión mediática tan alta como la tuvo este caso, lo hizo desde una perspectiva de víctima. Trató de ser camaleónica y buscó la manera de manipular a las personas de su entorno adoptando actitudes y aspectos físicos que buscan transmitir sensación de pena o compasión por lo que le estaba sucediendo.

Hubo un elemento importante y a destacar en la personalidad de Jodi. Solía amoldar su aspecto físico a las preferencias o estereotipos de mujer que les gustaba a los hombres con los que salía. Esto se asocia a un claro perfil de la mujer psicópata. Cuando pensamos en el narcisismo nos viene a la mente la personalidad narcisista masculina, pero que no es igual a la femenina. Ellos muestran sentimientos de superioridad, se vanaglorian o humillan a otros para reforzar su posición. Las mujeres, por el contrario, alaban y ensalzan las cualidades de otros. En el caso de Jodi, lo hacía con la intención de agradar a Travis y así, poder controlar y manipular su entorno. Si presentan una actitud positiva y conciliadora, ganarán su confianza y entrarán en su círculo íntimo donde tendrán el control.

El ser sustituida en ese viaje a Cancún por otra mujer fue el detonante para ella. Mucho se habló durante la investigación y juicio sobre si podía presentar alguna enfermedad mental. Pero no es así. Jodi es capaz de distinguir perfectamente entre el bien y el mal. Planeó un crimen teniendo en cuenta incluso pequeños detalles, repasándolo una y otra vez para atar bien los cabos. Esto conlleva a pensar que fue, en líneas generales una mujer inteligente como así afirma el fiscal Juan Martínez. Nunca se arrepintió de haber cometido el crimen y solo confesó cuando el susodicho fiscal, quien nunca creyó sus mentiras, la acorraló hasta forzar su confesión.

Los amigos de Travis siempre trataron de ponerle en alerta, ya que jamás se fiaron de Jodi. De hecho, cuando Travis decidió romper cualquier tipo de relación con ella le dijo que no volviese a escribirle nunca más porque <<le tenía miedo>>. La violencia psicológica que ejercen las mujeres psicópatas puede devastar y desestabilizar a su víctima.

Llegó incluso a mandar mensajes de amor a través del contestador automático tras abandonar la vivienda de Travis yaciendo ya muerto. Esto muestra una personalidad fría y calculadora con una planificación estricta de la secuencia de cada acto. Sin embargo, dejó una prueba crucial: la cámara de fotos. ¿Es posible que la dejase ahí mismo para que la policía encontrase las imágenes? Después de planear cada detalle, ¿es lógico pensar que era idóneo hacer una sesión de fotos donde aparece Jodi antes de cometer el asesinato? El planteamiento puede llevar a indicar que puede ocurrir como con otros asesinos del pasado, a quienes les llegaba la plena satisfacción al ser reconocidos como los autores del crimen.

La falta de empatía, remordimiento y la crueldad con la que cometió el crimen, la llevó a ser sentenciada a cadena perpetua. Se interpretó una alevosía y premeditación fría con el asunto de los bidones de gasolina.

Fotos de la autopsia de Travis Alexander

Puedes consultar las fotografías de la autopsia haciendo click en el botón de aquí abajo. Advertencia: las imágenes puedes herir la sensibilidad.

En otras entradas del blog también he hablado de asesinas que se han ganado un hueco dentro de la historia de la crónica negra. Una de ellas es el caso del crimen de Timothy Wiltsey:

También podéis escuchar toda la crónica completa en el programa de Elena en el País de los Horrores, donde Elena Merino y yo estuvimos hablando largo y tendido del caso. También podréis escuchar el momento de la confesión de Jodi, al verse acorralada por las teorías del fiscal Juan Martínez:

Enlaces consultados:

Murderpedia.com

abcnews.go.com

https://www.huffpost.com

https://www.lavanguardia.com/

Un comentario sobre “Jodi Arias: el asesinato de su novio Travis Alexander

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *